jueves, 17 de septiembre de 2009

De vuelta del camino

Ahora sí. Ya se acabaron por completo las vacaciones. Ya estoy de vuelta. Y de vuelta de la última etapa: el Camino de Santiago. He superado los 100 kilómetros de rigor y, con la cámara rota, las opciones para mostrar imágenes se han reducido.
Quería mostrar la otra cara de las etapas. El rostro puro y duro del turismo y del negocio que se esconden detrás de la historia y de la naturaleza, pero la imagen me ha traicionado. Queda apenas un símbolo de lo que pretendía enseñar. Es ésta máquina de bebidas. Qué fea... en pleno campo, entre centenarios árboles apareció ella. De camuflaje, con las etapas finales del camino francés.


Las etapas fueron apareciendo cada día como una sorpresa. No leí mucho antes de ir. Y en algunas se dibujó la rabia, rabia porque hay paisajes destrozados, hay naves industriales en mitad del Camino. Hay carreteras y chalés... Hay demasiada civilización en un lugar que no fue así y que ha sido maltratado.

Pero queda lugar para encontrar joyas como ésta: La flor parece dibujada en tres dimensiones. Duerme encerrada y despierta para abrirse así, tan tranquila y tan hermosa.




Y aparece ante los ojos otro espectáculo emocionante para los ojos. Ahora con forma de piedra modelada. Es el crucero de Lameiros, del siglo XVII. Dicen que el más antiguo que se conserva. Y tiene a esta hermosa maternidad en su cima. Mirándola pensé que ya sería feliz si consiguiese no limitar a mis hijos.
La rota cámara de fotos me ha dejado mostrar dos detalles más. El lavadero y el riachuelo.


¡Hubiese querido criticar... pero no me ha dejado la técnica!

16 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Que preciosidad la Passiflora o Flor de la Pasión.

Acabo de superar un bajón laboral-personal etc, y me reintegro a la lectura de las páginas amigas.

Y por cierto, aún tenemos pendiente una cenita... Vamos a ir organizando algo para los primeros días de octubre si os apetece.

Besos

josemaria dijo...

¡Castigo de Dios!¡Seguro que ha sido un castigo de Nuestro Señor!

frikosal dijo...

Que buena experiencia esos 100 km, felicidades !
(Te mando un correo)

Carmen dijo...

¡Hola!!!! La flor de la pasión... claro... no podría tener otro nombre! Pero hay que ver que sabes de tó de tó de tó....
Los bajones, al menos, que nos sirvan para apreciar que vamos subiendo y que arriba se está muy bien...
Y lo de la cena, pues queda dicho... en los primeros días de octubre sin que se retrase mucho más ¿vale???
Mil besos... y mil más.


Josemaría... no quise decirlo, pero yo creo que sí... que ha sido el mismo santo varón Santiago... o alguno en quien haya delegado.

Firko... en fin... buena experiencia... ejem... hasta chinches! ;)
Me ha gustado ir, a pesar de todo, y creo que, incluso, repetiré. Besos en pie.

Lula Fortune dijo...

Critica, critica que yo te creo igual aunque sea sin imágenes. Y qué ¿has sentido algo de ese espíritu místico que parece embuir a todos?
Pues el año que viene más, que es año santo. ARGGGG!
Besitos reencontrados. Me encanta la cita de la cabecera.

el centollo mecánico dijo...

Pues bienvenida y me alegro mucho, que haya sido una bonita experiencia...un beso

eva al desnudo dijo...

La penúltima foto parece un paisaje japonés ¿verdad?
Que rabia lo de la manipulación del paisaje, pero hay que buscar el lado positivo, la esencia de todo lo que queda.
A trabajar ¡ar!

Besos preciosa.

carrascus dijo...

Yo el camino lo hice más o menos una vez... pero en coche, por carretera, y para ver en Coruña unos macroconciertos de rock... no sé si será lo mismo y se me convalidará.

Eso sí, uno de los días que estuve allí fuí a Santiago, hice la pertinente cola y toqué al Santo... y además era Año Santo. No sé si gané el Jubileo... pero mucho marisco sí que comí.

Le Mosquito dijo...

Passiflora edulis, o pasionaria, o flor de la pasión (como ha apuntado Futblo) es una planta tropical/subtropical, por lo que "invade" tanto o más que la máquina de refrescos.
El domingo pasado me atreví a probar uno de sus frutos: Al abrirlo encuentras (en su variedad anaranjada) un cúmulo de semillas rodeadas de una pulpa gelatinosa y rojiza; muy parecido a la granada. Su sabor es acre, pero con un regusto dulce (leve), y su textura se me hizo agradable.

Para agradable, el pedazo de paseo que te has marcado.
:)

Mad Hatter dijo...

Ja, ja, compruebo con orgullo que mis colegas botánicos se me han adelantado en identificar a la bella flor de la Pasión, y lo bien que huele ¿Verdad?
¿Así que has atravesado todo Logroño y media Rioja y yo sin enterarme? Vale, vale, ya hablaremos la próxima vez que nos veamos en alguna cenita.
Besos andarines.

Manu, the java real machine dijo...

Precioso... y horrible.

Preciosa la naturaleza del Norte de España, horrible la mano del hombre que insiste en acabar con ella y afear una obra de arte que ha llevado años perfeccionarse.

En el pueblo de mi madre, frente a Vigo, hay un lavadero como ese, donde iba de pequeño a acompañar a mi madre a lavar, y jugar con un barco de plastico mientras las mujeres lavaban y charlaban.

Snif, snif... ya me has despertado la morriña...

Manu, the java real machine dijo...

Por cierto, aunque ha quedado perjudicada, la explosion de la burbuja inmobiliaria finalmente ha sido muy beneficiosa para una Galicia que estaba siendo destrozada por los ladrilleros del lugar.

Del paisaje de casas individuales, con su terrenito, repartidas por el monte y asomando con timidez entre la naturaleza, demostrando como cuando se quiere podemos convivir con ella... se estaba pasando a los horribles chalets adosados, clones unos de otros, que se estaban construyendo en aquellas zonas convenientemente arrasadas por un misterioso incendio provocado.

atikus dijo...

Flor de pasión, ..era uno de mis programas de radio favoritos!..en fin bienvenida a la vida, hay que disfrutar aunque sea del dia a dia...carpe diem!!

besitos

Princesa Letizia dijo...

Tú critica que algo queda. La técnica surge en el momento.

Besos de Princesa

Aurora dijo...

¡Enhorabuena guapa! Gracias por criticar algo que muchos no esperan.

Yo tengo muchísimas ganas de hacer el Camino, pero no me atrae el caminar junto a la autovia...
De todas formas, por tus fotos adivino que hay zonas "encantadas" y eso sí merece la pena (a pesar de las naves industriales).

Tu tita me dijo que en Septiembre bajais, pero el mes se está acabando. ¡Os esperamos ya!

Tengo ganas de verte, así que tu me dices Baeza o Granada.

Besos mil

nancicomansi dijo...

Mi admiración más profunda, Carmencita de mi vida...
A mi que en una caminata de media hora ya me llega la lengua al suelo!!!

Pero supongo que lo del camino de Santiago tiene que ver (aunque suene cursi) más a un viaje interior que a un mero ejercicio "tragamillas"...

LO que habrás aprendido en el trayecto, a parte de los pelos de punta por esas atrocidades que devastan el paisaje, es que no hay derecho...

Besotes!!