sábado, 1 de agosto de 2009

Llegar al fin del mundo


Impresiona. Saber que estás al borde, que te asomas a lo último conocido, hace que salte el estómago. O quizá es el corazón el que se abre camino entre las costillas. No sé qué órgano es, sí sé que se mueve por dentro. Cuando miras hacia abajo. Cuando te dejas llevar por el incesante aire. Cuando eres capaz de olvidarte de todo menos del ruido del agua. Cuando sabes que un océano te está saludando con diminutas gotas de agua sobre la cara... cuando todo eso pasa (y alguna cosa que otra más), realmente te sientes impresionado.



Pensé que si era capaz de abstraerme de casi todo realmente estaría donde estaba, en el fin del mundo. O, mejor, en el ex fin del mundo. En Fisterra.

9 comentarios:

Le Mosquito dijo...

Ahora sólo nos hace falta conocer el principio del mundo.

Ayer te recordaba. Sería una intuición.

Besos, Carmen.

atikus dijo...

Es un comienzo, jiji!!...bueno un comienzo son mis vacaciones la semana entrante ;)

bonitas fotos

besos

Mad Hatter dijo...

Mira por dónde ahora reaparece Carmen por el fin del mundo. Como dice el dicho: "Contigo, al fin del mundo".
Espero que todo te haya ido bien durante este largo paréntesis. Ya sé que habrás estado dedicada a importantes labores.
Besos.

carrascus dijo...

Ahora que tú vuelves a estar por aquí, el fin del mundo está más lejos.

Besos de bienvenida.

El futuro bloguero dijo...

Ya ves Carmen, te das una vuelta por el blog y nos alegras a todos con tu vuelta... Y encima por tierras gallegas, o mejor dicho por aguas gallegas...

Una duda.

Finis-terre, ... ¿es lo mismo que Fin-landia?

Manu, the java real machine dijo...

Ahora entiendo que no actualizaras... si te has ido hasta el fin del mundo, te habrá costado encontrar conexión a internet... ;)

Coñas aparte, me alegra ver que vuelves y me alegra aún más ver que lo haces desde Finisterre.

Cuídame Galicia, que este año tampoco voy a poder subir y la morriña me está matando.

Carmen dijo...

Lemos... qué bien que me recordases! Cada vez confío más en las intuiciones, aunque no siempre en las mías. Creo que tengo algún transmisor averiado ;)
Cuando vea el principio te lo diré.. besines fresquitos!

Atikus... estoy por dejar de leerte. Empiezas cuando yo termino... ¿eso es justo???
Muackkksssss

Mad... venir al fin del mundo tiene encanto... incluso conmigo!!!
Besitos... ¿tus vacaciones? ya contarás

Carrascus... que se acerque el fin del mundo... que podemos con él! Podemos llevarlo en vena. Vuelvo y creo que volveré siempre.... besos de mar.

Futuro... a tu pregunta la respuesta debería ser sí... pero éste es "nuestro" fin del mundo y se nota ese sabor familiar ;)
Besos.... con una duda... ¿dónde vas a darme envidia esta vez????

Manu... qué te voy a contar a ti de las obligaciones que nos tienen tan entretenidos! Pero me encanta poder haber venido hasta aquí... estuve cuando el Prestige y quería ver esta tierra otra vez alegre. No te preocupes, que te la estoy cuidando especialmente.... y traeré fotos y una ruta a pie que me ha enamorado! Muacckkkss

Armenteros dijo...

¡Qué bien aprovechas tus escapadas querida Carmen! Yo no he abandonado esta abrasante tierra sureña, y en los tórridos días me acordé de tu propuesta, pero... Calurosos besos

Anónimo dijo...

bn viej@ apestos@